Mesa de especialistas sobre políticas públicas para abordar la problemática de las drogas

El día jueves 19 de mayo tuvo lugar la “Mesa de especialistas sobre políticas públicas para abordar la problemática de las drogas” convocada por la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Victoria Donda Perez. La propuesta era debatir el impacto del documento aprobado en la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el Problema Mundial de las Drogas (UNGASS 2016).

La mesa fue inaugurada y coordinada por la diputada convocante y a modo de panelistas participaron el Dr. Eduardo Freiler, Juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, la  Lic. Graciela Touze, Presidenta de la Asociación Civil Intercambios, Sebastián Basalo, Director de la Revista THC, el Dr. Carlos Damín, Jefe de Toxicología del Hospital Fernández, el Lic. Ricardo Paveto, en representación de la Asociación Reducción de Daños Argentina (ARDA), el Dr. Joe Stefanolo, abogado, y la  Lic. Victoria Darraidou, del  CELS.

Hubo consenso entre los panelistas en reconocer como positiva la aprobación del documento de Naciones Unidas por admitirse en éste el fracaso de la guerra contra el narcotráfico, por referirse a los derechos humanos de los consumidores y por aportar una perspectiva de la problemática más enfocada desde el ámbito de la salud.

Sin embargo, algunos panelistas destacaron como negativo que el documento no rompiera con el paradigma prohibicionista y que el mismo no haya sido producto de discusiones regionales actuales sobre la despenalización del consumo de la marihuana, su regulación y la reducción de riesgos y daños, teniendo especialmente en cuenta que el documento fue aprobado el primer día de reunión. También fue destacado que la representación del Estado argentino no incluyó especialistas en salud.

En cuanto a la situación en nuestro país, los panelistas señalaron los altos niveles de consumo de sustancias, la continua estimulación publicitaria y la persistencia de una legislación que lo criminaliza y que incluso prohíbe hablar sobre el tema. El Dr. Stefanolo insistió sobre este último aspecto haciendo referencia al artículo que prohibe hablar del tema drogas. Haciendo un análisis detallado de la actual legislación señaló que “al primer sujeto que no protege es al que consume”, insistió en que se trata de una ley que de ser revisada podría hacer que muchos de los recursos que se dirigen a “procedimientos absurdos” puedan dedicarse a tratamientos de rehabilitación, sobre todo con el paco. 

El Dr. Carlos Damín recalcó la importancia de que existan políticas estatales reales de prevención y promoción de la salud. Estableció una comparación entre el tiempo de televisión que se dedica a publicidades de alcohol y medicamentos y el escaso tiempo de publicidad en torno al cuidado de la salud. El doctor a su vez hizo hincapié en cómo la criminalización está arraigada incluso en la asistencia médica, lo cual imposibilita frente a un problema de adicción el pedido de ayuda y cómo es necesario legalizar la tenencia de sustancias y enseñarle a la gente como cuidarse.  

Según Sebastián Basalo, en la Argentina “estamos aplicando un modelo que produjo todos problemas que queremos solucionar”, cuya única explicación son razones morales, cuando la moral no debería regularse con el sistema penal. Basalo dio un panorama general del debate en torno a la despenalización y regulación de la marihuana en el plano nacional, una de las consignas que junta las marchas más multitudinarias en todo el país. Comentó el caso de padres que por cultivar cannabis para darle a sus hijos como medicina para la epilepsia fueron detenidos, cuando los usos medicinales y paliativos de la marihuana han sido demostrados científicamente.

El cierre de la mesa incluyó preguntas de los concurrentes y comentarios finales de la diputada Donda, quien detalló los proyectos que se impulsan desde la Comisión de Derechos Humanos, en torno al tema. Reiterando la necesidad de hablar sobre estos asuntos, se declaró junto con el Dr. Damín “enemigos de fleco y male” (Campaña contra la droga de la Presidencia de la Nación en 1998).