Red de Observatorios Locales sobre Violencias y Delitos

Pese al gravísimo impacto negativo que los problemas de seguridad y violencia institucional tienen sobre el resguardo de los derechos humanos, las libertades fundamentales y el desarrollo humano; la agenda política en materia de seguridad suele transformarse en prioridad solamente cuando afecta un interés político, sectorial o tras un hecho de alta resonancia pública.

Puede considerarse que, en general, la clase política carece de visiones acabadas acerca del problema de la gestión de la conflictividad, las violencias y la seguridad, que permitan orientar el proceso de toma de decisiones en materia de prevención de las violencias y el delito, de una manera eficiente y ajustada a la realidad que vive cada localidad. Y ello afecta, también, tanto la sensibilidad de la sociedad como de los funcionarios responsables del área, suponiendo que intervenir en materia de seguridad implica costos muchos más elevados que los que no intervenir tiene.

Por eso repensar los espacios de construcción del saber no es solamente un hacer instrumental, muy por el contrario, es un saber eminentemente político que busca dar sentido y aproximar grados de certezas e incertezas a las miradas sobre la realidad, de modo de poder hacer análisis proyectivos con fines preventivos, e indicar, finalmente, el tipo de vínculo deseado entre el Estado y la sociedad.

Para ello, la construcción de información es el núcleo fáctico y básico necesario para superar lugares comunes de una realidad cambiante, dinámica y compleja, como lo es la trama de las violencias y el delito. Este es el sentido final que le damos a la construcción de Observatorios o Centros de estudio y análisis, en el proceso de hechura de las políticas públicas.

En esta línea, trabajamos en el diseño, asesoramiento técnico y formativo para gobiernos municipales, provinciales y nacional y, siguiendo el espíritu de trabajo asociado que nos caracteriza, promovemos la Red de Observatorios Locales sobre violencias y delito, con el fin de reunir a una serie de organismos públicos, académicos y no gubernamentales que, concentrados en la construcción de conocimiento respecto de los fenómenos de violencias y delito en el ámbito de injerencia municipal, pretendan intercambiar información, metodologías de estudio y practicas institucionales para producir investigación, desarrollo e innovación del conocimiento científico sobre el campo profesional de la seguridad.

La meta fundamental de la Red, como espacio conjunto de trabajo, es construir una practica de cooperación e intercambio permanente de experiencias y conocimiento científico académico en el ámbito de la seguridad local, que permita poner un sano límite a la proliferación de los discursos simplificados respecto de los problemas de seguridad y, a la vez, construir parámetros objetivos para la toma de decisiones en materia de seguridad democrática de los gobiernos municipales. Porque el Municipio debe hacer crecer su protagonismo en la definición de la política de seguridad, revirtiendo su devaluada conducción, condicionada en las históricas decisiones que otros actores estatales toman en su jurisdicción, para hacerse de la conducción y sentido de la política de seguridad, en su diseño y responsabilidad directa ante la sociedad.

Para ello buscamos construir un nuevo modelo de toma de decisiones y diseño de la política pública de seguridad, que partiendo de la necesidad de construir conocimiento útil y oportuno para el diseño de diagnósticos democráticos y participativos, sustente decisiones de gobierno e implementación de políticas con legitimidad en el territorio y en la sociedad en su conjunto, y, por sobre toda las cosas, que fundamente su sentido en la idea de maximizar la prevención y minimizar el uso de la violencia estatal.